A contra A

CAMINOS – ¿Víctima o verdugo?

Posted in CAMINOS by AcontraA on 2 abril, 2010

-Está triste porque se acuerda de la niña.

-No entiendo nada.

-Hace años tuvo una niña, pero le hicieron abandonarla porque solo podía tener un hijo…

-Ah, sí, ahora recuerdo algo…

-Si no estuvieras en las nubes continuamente…

-Ya estamos, si prestara la misma atención que tú a todo me volvería loca…

-¿Más?

-Bueno, ya sabemos que tú eres la cuerda, pero por favor, aunque solo soy tu voz interior, creo que no estaría de más que me explicaras las cosillas que se me escapan… Si solo podía tener un hijo, ¿por qué abandonó a la niña?

-Porque era niña, y el día de mañana acabaría cuidando de la familia del hombre con el que se casara.

-Pero no  logro entender por qué tuvo que abandonarla.

-Porque solo le dejaban tener uno, y era mejor que fuera varón. Así cuando ellos sean mayores, el hijo y la mujer de este cuidarán de ellos y no se quedarán solos. Y a parte está lo del apellido, si es varón, el apellido se conserva.

-Podrían no haber esperado a que naciera y haberse enterado de que era antes de permitir que el embarazo…

-No, el gobierno prohíbe las pruebas de embarazo para conocer el sexo.

-¿Y eso?

-Para que no aborten en caso de que sean niñas.

-Ah, prefieren que sean abandonadas al nacer. Claro…

-Bueno, al menos así tienen una vida.

-¿Qué vida? Yo creo que sería mejor que dejaran hacerse la prueba y así…

-¿Cómo que qué vida? Su vida, todas esas niñas viven, algunas mejor y otras peor, pero al menos se les da la oportunidad…

-Bueno, ahora que hablamos del tema sí que recuerdo algo… No todas viven, si llamas vivir a estar en las condiciones en las que están.

-También existen hogares donde están bien; no todos son como en el interior.

-Creo que es muy egoísta por parte de ella haber tenido una niña y haberla abandonado por ese motivo.

-Sí, puede, pero habría que ponerse en su piel y haber vivido su vida para poder juzgarla.

-No lo necesito.

-No, está claro que no, parece que te resbalan sus circunstancias. Su familia la presionó para que abandonara a la niña.

-Pienso que si se hubiera quedado con los dos, tampoco hubiera pasado nada…

-Sí, por el segundo hijo hubieran estado obligados a pagar en su moneda el equivalente  a diez mil euros. Eso si no la hubieran obligado a abortar antes de dar a luz.

-¡Venga! ¡Pero si su sueldo mensual no llega a 50 euros!

-Pues por eso no se quedó con la niña; tampoco tenían dinero para salir del país.

-Igual si hubiera intentado con el gobierno…

-Imposible, solo le habrían permitido tener dos si su marido y ella fueran los dos hijos únicos y aun así pagando unos 500 euros. Pero ninguno de los dos son hijos únicos, en ese caso es imposible…

-No entiendo que gana el gobierno haciendo algo así…

-Que la mayoría de la población no esté compuesta por ancianos y niños, sino por población en edad productiva, y evitar la superpoblación para no poner en riesgo los recursos naturales… Bueno, tampoco te sorprendas tanto, de hecho el Fondo de Población de las Naciones Unidas apoya esta política del “hijo único”.

-No me jodas… ¿Y siempre será así?

-No, de hecho ha cambiado. Era así hace unos años, cuando Yan abandonó a su hija, pero ahora  el gobierno se ha dado cuenta de que necesita que nazcan más niños, al menos en las zonas rurales…

-Estoy flipando…

-Ahora tienes que pedir la autorización del gobierno para tener el segundo hijo, y te la suelen dar por 300 euros. Tardan en contestar unos meses, tres o cuatro, pero las dan casi siempre, y en el caso de que el primer hijo haya sido una niña las dan siempre.

-Entonces Yan abandonó a su hija y ahora por 300 euros podría tenerla… ¿Y no puede recuperarla?

-Sí, pero no puede encontrarla, no sabe que fue de ella y en los orfanatos está prohibido dar información sobre los niños, sería como buscar una aguja en un pajar, o peor… Ten en cuenta que en algunos ni siquiera existen registros e incluso las fechas son inciertas…

-No tenía que haber abandonado a la niña.

-Tomó ese camino, pero puede que lo hiciera presionada.

-¿Presión? ¿Qué te puede presionar para que abandones a una hija?

-No deberías juzgarla tan a la ligera, deberíamos  conocer su historia, creo que solo hay que mirarla para adivinar en ella, que hoy, está más triste por la niña que abandonó, que alegre por el niño que llega. Y tiene que vivir con ello para el resto de sus días…

-Pues lo siento, pero con las razones que me has dado, no lo entiendo ni lo entenderé.

-Bueno, podrías entender que…

-Que no, que no, que te pongas como te pongas esta vez no es defendible haber tomado ese camino…

-Sigo pensando que Yan ha sido también víctima y no solo verdugo.

-Podríamos estar así días…

-Sí, y no llegaríamos a ninguna conclusión.

-Anda, vamos a ver al niño… Me gusta.

-Sí, es muy mono.

-¿Mono? Me refería al nombre, Yin, es chulo.

-Anda tira…

-Sí sí… contigo, que remedio, a todas partes contigo, eternamente contigo… Que cruz!

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. 39escalones said, on 5 abril, 2010 at 6:51

    Me encantan estos textos con doble personalidad…
    Divulgativo a la par que dramático. Buena mezcla.
    Un beso.

    • todorelatos said, on 5 abril, 2010 at 8:53

      Aunque un poco piradas… te reconozco que son los que más disfruto escribiendo; en los que aparecen ellas.
      Me alegro de que te gusten (sonrisa).
      Un beso.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: