A contra A

Anónimos – La necesidad

Posted in Anónimos by AcontraA on 6 abril, 2010

Un hombre pobre, que parecía que no poseer nada material, se acercó a otro hombre sabio y le dijo:

– ¿Puede ayudarme? Necesito trabajo

– ¿Trabajo? No hay problema… Coja la piedra que está en ese camino y cargue con ella subiendo la cuesta y después bajándola… Eso le dará trabajo.

El hombre se dio cuenta de que el sabio no le había entendido, y se explicó de nuevo…

–  No, lo que quiero decir es que necesito dinero.

–  Ah, tratándose de dinero es fácil. Tenga. Cien mil pesetas, pero no puede gastarlas en nada…

El hombre tuvo que volver a explicarse de nuevo.

–  Bueno, lo que necesito en realidad es comida, ropa, una casa donde vivir…

–   Bueno, eso cambia las cosas, si es eso lo que necesita le daré más dinero con el que podrá comprar comida, ropa y una casa donde vivir. Pero no podrá comer la comida, ni usar la ropa, ni disfrutar de la casa…

El hombre se marchó y enseguida se dio cuenta de que lo que necesitaba era seguridad, tranquilidad, paz y felicidad… Y eso era por lo que tenía que luchar; no por dinero, ni por comida, sino por llegar a sentirse como realmente deseaba. Solo así conseguiría todo lo demás…

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. 39escalones said, on 7 abril, 2010 at 7:17

    Sobre el papel no está mal pensado. Pero para pensar antes hay que comer…
    Besos.

    • todorelatos said, on 7 abril, 2010 at 12:44

      Sí, estoy contigo, a mí también se me cae el cuento, aun así quise colgarlo porque le vi fondo (aunque algo contradictorio…). Lo que se nombra son cosas imprescindibles, ahí es donde se me caía… Pero si lo piensas, puede que hasta incluso de lo que es imprescindible creemos necesitar más de lo necesario… Puede que si antes de hacernos con esa comida pensáramos en cómo seríamos realmente felices y qué es lo que nos haría falta para serlo, no llegáramos a poseer ni la cuarta parte de lo que poseemos… y no llegaríamos a hacer lo que hacemos para conseguirlo… Aunque esto sería entrar en un tema que se escapa del cuento…
      Besos

  2. Poincaré said, on 9 abril, 2010 at 13:35

    Interesante discusión; A mi ver la última frase está un poco “a piñón”. Algo como…quiero acabar el cuento con ese tipo de pensamiento dopante que lleva, por ende, la palabra “felicidad” o “paz” en él mismo y no me importa demasiado si al principio hemos comenzado hablando de dinosaurios.

    Una reflexión: me gusta mucho la primera parte, esa en la que se puede deducir algo como “piensa bien cómo definir concretamente lo que quieres porque posiblemente lo conseguirás”

    Un comentario algo alejado del “buenismo dopante”: el dinero no da la felicidad pero aporta el 99% a la causa…

    Besos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: