A contra A

Mañana

Posted in MAÑANA by AcontraA on 7 abril, 2010

-Te vas a quedar ahí una vez más sin hacer nada, lo veo venir…  Ahora que todo podría ir a mejor…

-Tú siempre viéndolo todo venir. Déjame tranquila aunque sea esta vez. Quiero ser yo la que tome la decisión.

-Te dejaría sí, pero prefiero asegurarme de que esta vez das el paso.

-Tranquila que te vas a enterar; siempre te enteras de todo lo que me sucede…

-Si no te importa preferiría que hablaras en plural. Puede que solo sea una voz interior de esas, pero merezco un respeto…

-Sí sí, siempre te acabas enterando de lo que nos sucede. ¿Mejor así?

-Muchísimo mejor. Pienso que tendrías que hacerlo, no entiendo por qué dudas tanto.

-Es mi vida, ¡singular! Y yo decido como vivirla, no tú.

-Bueno, digamos que es una vida; que para vivirla como la vives… Tampoco van a cambiar tantas cosas. Seguro que todo va a mejor, ya verás…

-Los cambios no siempre son buenos. Hay veces en las que es mejor quedarse como uno está.

-En nuestro caso seguro que lo son. Te habla la voz de la experiencia…

-¿Experiencia? ¿Tú?

-Sí. Empezamos a necesitar ese cambio… Hay que enfocar de nuevo, reajustar, destrozar, vaciar, reinventar, experimentar, desarrollar, construir desde la nada… Hemos tocado fondo.

-Muy apropiada la expresión, gracias.

-Podría decirte que llegados a este punto las cosas solo pueden ir a mejor, pero no es cierto. Bueno, aunque ahora  puedes hacer algo para que mejoren…

-En ello estoy, pero es muy difícil si no dejas de presionarme y entretenerme con tus idas y venidas…

-Piensa, que a partir de ahora, si no tomas una decisión; todo lo vivido se repetirá inevitablemente… Es una cinta que pasa una y otra vez; siempre el mismo escenario, siempre los mismos personajes interpretados por diferentes actores, siempre las mismas escenas dramáticas, las mismas sorpresas, siempre las mismas risas y aplausos desde la barrera; donde nunca sucede nada. No hay nada nuevo que pueda sorprendernos aquí…  Esto se nos queda pequeño…  Necesitamos un cambio ya.

-No creo que sea como dices; a pesar de que va siendo así últimamente. Pero pienso que puede que mañana todo cambie.

-Claro,  y así una y otra vez…  Estoy cansada de que le des siempre la vuelta a todo, de que te resignes y camines por la vida con esa esperanza de que todo cambiará. Baja de esa nube de la que has hecho tu cueva, por favor, y haz algo ya… Por una vez  toma una decisión valiente, de esas que toman las personas que no caen de rodillas frente a su vida, que haga que todo cambie. No te quedes en el mismo punto esperando que suceda ese milagro que nunca llega. Porque si no haces nada, nada cambiará. Tienes que ser tú la que dirija esta obra. Es tu momento, venga, lo sabes…

-¿Y si no sale bien?

-Saldrá bien, seguro. Llevas mucho tiempo pensando en los pros y los contras de todo esto. Si no das el paso seguro que todo sale mal; como lleva saliendo desde hace mucho tiempo…

-Sí, puede que tengas razón.

-Bueno, por una vez voy a ser la voz buena, esa que se preocupa por ti… ¿Estás bien?

-Vaya pregunta…

-Bueno, quiero saber que se siente antes de dar un paso tan importante. Eres toda una valiente y lo sabes…

-Gracias, pero aun no he decidido que hacer.

-Has llegado hasta aquí y sé que esta vez no vas a defraudarnos. Tienes que dar el paso, o perderás este último tren.

-Bueno, supongo que si sale mal tampoco perderé más de lo que he perdido, ya no me queda nadie aquí y como bien dices hace demasiado tiempo que la historia se repite.

-Bien, parece que vas entrando en razón, que empiezas a ver las cosas tal y como son…

-Cogeré ese último tren. Puede que me lleve a una vida nueva, llena de cosas maravillosas…

-Que nos lleve… Yo estoy contigo, ¿recuerdas?

-Perdón, que nos lleve a un mundo maravilloso lleno de sensaciones nuevas, sin repeticiones, sin pausas, sin aplausos desde la barrera… Todo nuevo.

-¿Todo bien ahí fuera?

-Tengo un poco de frío… Pero es lo que tenía que hacer…

– Tranquila, yo estoy aquí. Todo pasará en unos pocos minutos, será como quedarte dormida. No mires la sangre.

-Lo he hecho…

-Sí, eso parece. Cierra los ojos y siente como el agua te protege y te relaja… Pronto habremos abandonado este escenario…

-¿Y si no hay nada cuando esto….

-Termina la frase por favor; me estás asustando… ¿Estás ahí, verdad? Espera… No puedes dejarme aquí  dentro, sin ni siquiera despedirte de mí. ¿Y ahora qué hago?  No es justo… ¡Mierda!  Mírate;  al final has sido valiente, has dado el paso a un mundo mejor y me has dejado aquí sola. He metido la pata, te tenía que haber dejado en paz, no sé por qué te he convencido. Si hubiera dejado que siguieras creyendo que mañana todo podía haber ido mejor, ahora estarías aquí conmigo…

6 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. 39escalones said, on 8 abril, 2010 at 6:54

    Dicen que el cementerio está lleno de valientes. Lo cual querría decir algo si no hubiera tantos o más cobardes junto a ellos.
    Besos.

    • todorelatos said, on 8 abril, 2010 at 9:43

      Bonita reflexión… Supongo que dice algo… Seguro que los cobardes murieron muchas veces en vida antes de llegar a la que les llevó a ese cementerio de valientes…
      Besos.

  2. Poincaré said, on 9 abril, 2010 at 13:47

    Es un final de escalofrío. Mantuve la esperanza de otros trenes en el camino para descubrir justo al final que iba caminando por el anden incorrecto. Quizás la vida sea una estación llena de andenes con pasos bajo vía entre ellos y la que siempre que uno sale otro llega. No hay que pensar que es el último o que se ha ido el mejor porque bien pensado desconoces si ese mejor era peor que están por llegar.

    Y…me alegro de contar con tiempo de nuevo para estos ratos a solas con Todo Relatos!

    Un beso niña

    • todorelatos said, on 10 abril, 2010 at 0:41

      Gracias boy!
      Me alegra que sigas por aquí a pesar de las carencias… Iremos mejorando poco a poco y exigiendo también… Ya que entramos en materia… ¿Quien nos asegura que el tren que está por llegar es mejor que el anterior? A veces sucede que los trenes pasan y el maquinista, por desgracia, no se percata de que alguien espera en el andén…
      Un beso niño!

      • Poincaré said, on 13 abril, 2010 at 12:36

        Nadie lo puede asegurar, simplemente hay que creer en ello porque podría ser que sí que fueran mejores…pero eso sólo lo verían así los que lo esperan. Alguien que se ha convencido de que el mejor ya pasó abandonó la capacidad de reconocer. Los maquinistas siempre paran en las estaciones.

        Dejo de estar ratos a solas con Todo Relatos y comienzo a Escuchar a las Letras.

        Besos!

      • todorelatos said, on 13 abril, 2010 at 13:36

        Estoy segura de que hay personas que se pegan esperando a que el tren pase… A veces no pasan trenes, y recordemos que los trenes no paran en todas las estaciones, puede que sean directos, puede que existan estaciones en las que no puedas entrar sin billete, o incluso aquellas en las que aun abarrotadas de gente nadie te ve… No sé… Existen tantos tipos, ¿verdad? De estaciones, de personas, de trenes, de andenes… Pero puede suceder, como en “Mañana”, que uno decida qué tren decide coger… Si el que pase por casualidad o el que uno mismo decide tomar… Besos!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: